Videobook 2010/2011

martes, 13 de noviembre de 2007

Gracias a lamalgama

Cuando la gente de mi alrededor empezó a decirme que me "pusiera un blog", yo siempre decía: "paso de llenar la casa de más trastos".
Hasta que conocí a mi amigo lamalgama (un señor con las ideas bastante claras), sin quererlo, me enseño una forma muy interesante de ofrecer tus opiniones, tus fantasía, tus ilusiones, tu rabia, tus risas, tus cabreos... abrirte al resto del mundo.
Yo siempre digo que lo importante de mostrar algo es no dejar indiferente a nadie, que te adoren o que te odien, con cualquiera de estas dos cosas me sentiré satisfecho.
Así que ya no tengo excusa, gracias a un mensaje de mi amiga Sandra con el vinculo de blogger me di cuenta que era igual de fácil hacerse un blog que tocar las palmas con la barriga... y ahora lo estoy configurando, que ya no lo es tanto...

Mi primera entrada "escrita" la dedico sin duda a lamalgama por animarme de esa forma sin conocerme de nada y conseguir motivar, aun más mis ganas de hacer cosas...

Espero con toda mi ilusión que disfrutéis con este sinvergüensa que se presenta como



Bienvenidos al cine berlanguiano

2 comentarios:

lamalgama dijo...

Bueno bueno bueno, que me voy a ruborizar y todo. Muchas gracias Andrés. Jejeje, aún te queda por conocerme, no me considero señor (de hecho tiendo a odiarlos, todas las personas que han hecho mal a la humanidad son señores), bien joven y mozo que soy (aunque ya los años empiezan a caer como duras losas, pero qué coño, estoy en la flor de la vida), y eso de las ideas claras... mejor que te lo digan los que me conocen, lo de difuso y estacional es por algo, estoy en continua evolución, aunque sí, podría decirse que tengo mis principios inalterados.

Bueno ya esta bien de dorar la píldora que aquí se viene a trabajar, será un verdadero placer leerte, verte hacer el animal y comentarte. Los ánimos que puedas recibir por mí, o por alguno de los ocasionales visitantes de mi blog están en relación directa y proporcional al talento que derrochas en cada una de tus obras, verdaderas maestrías del arte y ensayo fílmico, y es que en un minuto destilas más sabiduría cotidiana que en siete horas de cine de Kurosawa.

Un abrazo Andrés, que los dioses te acompañen y den cobijo, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, aaaaaaaaaaaaaamén.

miguel dijo...

Sí señor! Este blog es lo que faltaba pal duro en el universo bitacoril.